Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

Competencia digital: Más allá de la tecnología

Imagen
Vale que los individuos deben ser los primeros responsables de su desarrollo profesional, ya que de ello depende su competitividad en un mercado de empleo volátil e incierto. Aun así, pienso que las empresas deberíamos poner un poquito más de nuestra parte para facilitar el desarrollo de la “competencia digital” de nuestros colaboradores. Más que nada porque nadie nos puede asegurar que, antes o después, nuestro sector no sufrirá su particular "apagón digital", del mismo modo que ya lo han sufrido otros.

Y mejor sería que no nos pillase en fuera de juego.
El hecho es que, a día de hoy, en un buen número de organizaciones conviven personas que se han quedado al otro lado de la brecha digital; “inmigrantes digitales”, que van haciendo lo que buenamente pueden; y “nativos digitales” que, aunque hayan nacido a finales de los ochenta, no necesariamente poseen las claves ni los criterios que necesitan para manejarse adecuadamente en un escenario de hiperconectividad y sobreabund…

Imprescindible experiencia previa en el puesto

Imagen
En un escenario en que los mercados cambian, las organizaciones se transforman, surgen nuevas profesiones y se demandan nuevos conocimientos, el tradicional requisito de tener “experiencia en el mismo puesto o similar” para poder optar a un trabajo no tiene demasiado sentido, entre otros motivos porque es posible que nadie lo haya desempeñado antes.

Hoy lo que importa es que las personas de la organización posean aquellas cualidades que contribuyan a la competitividad de la empresa en un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo. Y esto no se consigue elaborando voluminosos diccionarios de competencias en los que se intenta recoger de forma exhaustiva todos los conocimientos y habilidades que una organización necesita, ni sometiendo a empleados y candidatos a farragosos procesos de evaluación que pretenden determinar en qué medida poseen cada una de esas competencias.

En realidad, la clave de que una empresa tenga éxito en el mercado no radica tanto en si posee las capacidades qu…

Los tres tercios de Laszlo Bock

Imagen
Como era de prever, en las últimas dos décadas el perfil de los directores de RR.HH. ha cambiado. Comparados con sus predecesores, los miembros de la nueva generación de directivos de Recursos Humanos han trabajado para un mayor número de empresas, su historial académico es más diverso, aumenta la proporción de mujeres entre sus filas, y son más los que poseen experiencia internacional. 

Aun así, queda una asignatura pendiente. En contra de lo que numerosos expertos llevan pronosticando desde hace años, no ha aumentado el número de directivos de RR.HH. procedentes de otras funciones. Incluso hay estudios que indican que estamos yendo en dirección contraria. Esta tendencia tiene la evidente ventaja de una mayor especialización de los directivos de esta área, pero el inconveniente de que les resta credibilidad a la hora de postularse como “socios estratégicos” de los líderes de la compañía.
Sin embargo, hay empresas que se esfuerzan y encuentran soluciones para romper esta tendencia a …

Las jerarquías se disuelven

Imagen
Ya nos lo advirtieron los autores del Manifiesto Cluetrain: “los hipervínculos subvierten las jerarquías”. Corría el año 1999.

La palabra jerarquía tiene su origen en los términos griegos ίερός, que significa “sagrado”, y άρχειν, que significa “gobernar”. Es decir, en su origen, la idea de jerarquía indica una estructura de gobierno de carácter sagrado y, por tanto, incuestionable. El caso es que estamos en el siglo XXI y en un gran número de organizaciones esto sigue siendo así. Puede que nadie piense ya que las jerarquías de las empresas tienen un origen divino, pero muchos las siguen considerando, o al menos actúan, como si fuesen algo inmutable. Sin embargo, si analizasen que es lo que justifica la existencia de esas jerarquías, comprobarían que de inmutables nada.

En realidad el origen de las jerarquías tiene mucho que ver con los costes de transacción por los que en su día Coase y Williamson recibieron sendos premios Nobel, y de los que tanto se habla últimamente. La idea es se…

El futuro de los intermediarios en el mercado de trabajo

Imagen
Un mercado de trabajo más transparente y simétrico tiene implicaciones no solo para empresas y trabajadores. También exige que los intermediarios de ese mercado se adapten al nuevo escenario. Por ejemplo, es sabido que la generalización de las redes sociales como canal de reclutamiento y selección de personal, junto a la recesión económica de los últimos años, han provocado una caída significativa del volumen de negocio de agencias de selección y headhunters. Sin embargo, mientras algunos de esos intermediarios languidecen, empeñados en mantener unos modelos caducos, o simplemente reducen tarifas, aunque sin cambiar ni un ápice su "modus operandi" -lo que, por otra parte, evidencia lo abusivo de los honorarios aplicados hasta la fecha a sus clientes-, otros han aceptado el desafío, o incluso lo ven como una oportunidad para proponer al mercado algo diferente. Es el caso de Net Natives, una firma inglesa que ha apostado por aprovechar el potencial de los medios sociales y tr…

oDesk: El futuro del trabajo ya está aquí

Imagen
oDesk es un mercado y plataforma de trabajo para equipos virtuales que vengo siguiendo desde hace algún tiempo. No es demasiado conocido en nuestro país, pero ejemplifica algunas tendencias que reflejan hacia donde va el futuro del trabajo.

A través de oDesk las empresas que ofrecen trabajo pueden entrar en contacto con cientos de miles de profesionales que ofrecen servicios de programación, diseño, traducción, secretariado, o atención a clientes. La empresa que necesita los servicios de algún profesional, o de un equipo completo de profesionales, para llevar a cabo una actividad -no necesariamente un proyecto- puede publicar de forma gratuita un anuncio en la plataforma. En respuesta a ese anuncio, la empresa recibirá las candidaturas de varios profesionales. Cada una de esas candidaturas viene acompañada de un historial profesional debidamente verificado, incluyendo ejemplos de trabajos realizados anteriormente, así como de los resultados de diferentes pruebas que miden los conocimi…

Sin valores no hay 'coworking'

Imagen
Los espacios de coworking están surgiendo como champiñones por todo el mundo. En un período relativamente corto de tiempo he tenido conocimiento de la apertura de varios de ellos en mi entorno próximo y ayer, sin ir más lejos, leía en la revista de Vueling un artículo sobre otro localizado en Madrid.

Varios son los factores que favorecen la multiplicación de estos novedosos lugares de trabajo, donde empleados de diferentes compañías comparten techo, de forma temporal o permanente, con emprendedores o con freelancers de diversas disciplinas: Podríamos mencionar los avances tecnológicos que facilitan que cada día sean más las personas que teletrabajan; el aumento en el número de individuos que -ya sea por vocación, o por haber perdido un trabajo asalariado- deciden seguir una carrera como autónomos o intentar sacar adelante un proyecto emprendedor; la tendencia a que las compañías externalicen un número cada vez mayor de procesos aprovechando el descenso de ciertos costes de transacci…