En la era del software social

Durante los últimos dos años ha crecido mi interés por el "software social", aquel que nos ayuda a descubrir, cultivar o aprovechar nuestras redes sociales. Fruto de ese interés puse en marcha este blog y también me he convertido en usuario habitual de webs como Linkedin, Xing, o la más modesta eConozco, para las que cada día descubro nuevas aplicaciones. David Teten y Scott Allen escriben este mes en Fast Company sobre este fenómeno, resultado de una conjunción de avances tecnológicos y sociales. En su artículo los autores enumeran las principales repercusiones que el desarrollo de este tipo de software tiene sobre individuos y empresas:

Desde el punto de vista de los individuos...
  1. Aumentará la importancia de las competencias tecnológicas, aunque, afortunadamente, las próximas generaciones se encuentran mucho más cómodas que nosotros frente a los cambios tecnológicos.
  2. Como no podría ser de otra forma en la sociedad de la información, el dominio del lenguaje, y en particular la expresión escrita, tendrá cada día más valor. Y aqui el sistema educativo sí tiene una asignatura pendiente.
  3. Las trayectorias profesionales serán más públicas y más fácilmente contrastables. Será más complicado "meter una bola" durante un proceso de selección.
  4. Ciertos aspectos de nuestra vida privada (fotos, aficiones, etc.) también serán más visibles.
  5. Tomaremos conciencia del valor de nuestras redes de contactos y nos preocuparemos de gestionarlas adecuadamente.
Y en cuanto a las empresas...
  1. No podrán controlar lo que se diga sobre ellas en la red, pero al menos podrán asegurarse que su punto de vista esté debidamente representado.
  2. Podrán aprovechar mejor el valor de las actividades extralaborales que desarrollan sus empleados.
  3. Las redes de usuarios se convertirán en la mejor prolongación de sus departamentos de aseguramiento de la calidad.
  4. Los consumidores serán más activos a la hora de denunciar los defectos de los productos mediocres
  5. Entenderán que dirigirse a una suma de pequeños segmentos puede tener más valor que enfocarse en unos pocos muy grandes.
No me cabe ninguna duda de que quienes sean capaces de adaptarse a este nuevo orden de cosas disfrutarán de muchas ventajas frente a quienes no lo hagan. Conseguirlo está en nuestras manos.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables