Referencias de candidatos

Esta mañana he recibido la llamada de un directivo de una empresa pidiéndome referencias sobre un candidato que están considerando para un puesto en su organización. Como suele ser habitual en estos casos, mi interlocutor se ha limitado a formular unas pocas preguntas estándar del estilo de "cuáles son sus puntos fuertes", "cuáles son sus puntos débiles", etc. Aunque he procurado ser lo más franco posible dentro del margen de maniobra que me permite la relación de amistad que me une al candidato, dudo mucho que la conversación le haya aportado nada nuevo de cara a la posible contratación o no de esta persona. Ha sido lo de siempre. Primero te llama el candidato, te pone en antecedentes sobre el proceso, y dependiendo de la empresa, del puesto, la situación del negocio, etc. uno prepara una respuesta que, sin faltar a la verdad ,encaje lo mejor posible con lo que previsiblemente busca la empresa.

Para evitar situaciones como esta, hace un par de semanas una entrada en el blog "The Business Pundit" nos proponía que la mejor estrategia es intentar sorprender a las personas que vayan a aportar las referencias con preguntas que no se esperan y que les obliguen a apartarse del guión preestablecido. Por ejemplo:

  • ¿Le ha pedido el candidato que de referencias suyas?
  • ¿Qué es lo principal que aprendió el candidato durante el tiempo que trabajó en su empresa?
  • ¿Si tuviera que darle al candidato un sólo consejo sobre su carrera profesional cuál sería?
  • Si las referencias las proporciona un antiguo jefe: ¿Cómo respondía el candidato a su estilo de gestión?
  • ¿Contrataría de nuevo al candidato?
  • ¿Me podría dar el contacto de alguna persona con la que el candidato no se llevase bien?
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

El ocaso de las evaluaciones del desempeño