Equipos de trabajo equilibrados

A través de Fernando (gracias de nuevo) he conocido la teoría del profesor Meredith Belbin sobre los "roles de equipo", entendidos como "nuestra particular tendencia a comportarnos, contribuir y relacionarnos socialmente" en un equipo de trabajo, y que no debemos confundir con los "roles funcionales", es decir, las tareas asignadas a cada uno de sus miembros.

Según este académico y consultor, el éxito de un equipo depende en gran medida de la existencia de un equilibrio entre los diferentes roles que ejercen sus miembros. A estos efectos, distingue nueve roles distintos, que agrupa en tres categorías: roles intelectuales, roles sociales y roles de acción. Cada uno de estos roles aporta cosas diferentes al equipo, pero cada cual también tiene sus "peros", por esto es importante que todos estén representados y exista un equilibrio:

Los roles intelectuales:


El Cerebro
Creativo, imaginativo, poco ortodoxo. Resuelve problemas difíciles. Pero...
Ignora los incidentes. Está demasiado absorto en sus pensamientos como para comunicarse eficazmente.

El Monitor Evaluador
Serio, perspicaz y estratega. Percibe todas las opciones. Juzga con exactitud. Pero...
Carece de iniciativa y de habilidad para inspirar a otros.

El Especialista
Sólo le interesa una cosa a un tiempo. Aporta cualidades y conocimientos específicos. Pero...
Contribuye sólo cuando se trata de un tema que conoce bien. Se explaya en tecnicismos

Los roles de acción:


El Impulsor
Retador, dinámico, trabaja bien bajo presión. Tiene iniciativa y coraje para superar obstáculos. Pero...
Es propenso a provocar y puede ofender los sentimientos de la gente.

El Implementador
Disciplinado, leal, conservador y eficiente. Transforma las ideas en acciones. Pero...
Es en cierta medida inflexible. Lento en responder a nuevas posibilidades.

El Finalizador
Esmerado, concienzudo, ansioso. Busca los errores y las omisiones. Realiza las tareas en el plazo establecido. Pero...
Tiende a preocuparse en exceso. Reacio a delegar.

Finalmente, los roles sociales son los siguientes:

El Coordinador
Maduro, seguro de sí mismo. Aclara las metas a alcanzar. Promueve la toma de decisiones. Delega bien. Pero...
Se le puede percibir como manipulador o que se descarga de trabajo personal.

El Investigador de Recursos
Extrovertido, entusiasta, comunicativo. Busca nuevas oportunidades. Desarrolla contactos. Pero...
Demasiado optimista. Pierde el interés una vez que el entusiasmo inicial ha desaparecido.

El Cohesionador

Cooperador, apacible, perceptivo y diplomático. Escucha e impide los enfrentamientos. Pero...
Puede resultar indeciso en situaciones cruciales.

Aprovechando la pausa estival, este modelo nos puede servir para reflexionar sobre cómo trabajamos en equipo:

¿Qué rol (o roles) desempeñamos en nuestro equipo? ¿Y nuestros compañeros? ¿Están todos los roles presentes o falta alguno? ¿Existe un equilibrio o alguno está sobrerrepresentado? ¿Qué podemos hacer al respecto?
2 comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables