Al otro lado del organigrama

La segunda parte de “Alicia en el país de las maravillas”, titulada “Through the Looking Glass”, trata de cómo Alicia, tras atravesar un espejo, llega a un mundo alternativo que poco tiene que ver con la realidad tal como es a este lado del cristal.

Algo parecido puede sucedernos cuando miramos el organigrama de una empresa. Hay cuadros, que representan los diferentes puestos de trabajo, y líneas, que unen entre sí esos puestos, y que nos señalan ciertas relaciones que existen entre ellos. Nos indican, por ejemplo, quién fija los objetivos a quién, quién evalúa su desempeño, o quién decide sus revisiones salariales. Sin embargo, a menudo nos ocultan la riqueza y complejidad de las interacciones que realmente se producen entre las personas que forman la organización y que son las que, en la práctica, permiten que el trabajo se lleve a cabo.

Foto: sammydavisdog
3 comentarios

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

El ocaso de las evaluaciones del desempeño