Elecciones al Parlamento de Catalunya

Ayer se celebraron en Catalunya elecciones al Parlamento Autonómico. Es cierto que éste no es un blog político, pero no puedo dejar de tratar la cuestión. Este es un blog sobre la función directiva en un mundo que cambia, y sobre cambio trata esta entrada.

Como viene siendo habitual, las principales fuerzas políticas se han pasado la noche celebrando sus resultados, como si todos hubieran ganado - o como si los demás hubiesen perdido-, ignorando lo que evidencia un indicador fundamental como es la evolución del voto respecto a las elecciones anteriores, celebradas en 2003.

Mi interpretación es la siguiente:

1) El PSC se pega una piña monumental al perder 240.000 votos respecto a 2003 (un descenso del 23,4%).
2) Mayor aún es la debacle de ERC, que pierde un 23,9% de sus votos (130.000 menos que en 2003).
3) El PP no se queda atrás y también se mete una buena galleta, perdiendo el 20,3% de los votos que obtuvo en 2003 (80.000 votos menos).
4) De los grandes partidos, CiU es quien pierde menos votos, un 9,4%, si bien no dejan de ser 96.000 menos que en 2003.
5) Los únicos partidos que progresan en votos -es decir, en respaldo ciudadano- son opciones minoritarias y alternativas: Iniciativa, que gana un 16,7% (40.000 votos) y Ciutadans, que irrumpe en la escena parlamentaria con 90.000 votos.

Se dice pronto, pero ¡¡¡el conjunto de partidos con representación en el Parlament ha recibido 507.000 votos menos que en 2003!!!

¿Tal vez consecuencia de que el sistema político, o cuando menos sus principales actores, empiezan a oler a rancio?

Technorati tags:
2 comentarios

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables