Las stock options pierden fuelle


Esta reciente encuesta de Culpepper confirma que se consolida la tendencia hacia una diversificación de los instrumentos de retribución variable a largo plazo que utilizan las empresas de base tecnológica. 

Si hace unos años prácticamente todas las compañías ofrecían a sus empleados opciones de compra de acciones (stock options), actualmente sólo el 59% sigue esta práctica. En cambio, ganan terreno otros esquemas de incentivos más directos y fáciles de administrar, como la entrega de acciones con ciertos derechos "capados" (restricted stock plans) que ya son utilizados por un 51% de las empresas,  los planes de compra de acciones (stock purchase plans), o los bonus a largo plazo vinculados al desempeño.

Cada vez es más común que las empresas ofrezcan a sus empleados una combinación de diferentes instrumentos retributivos a largo plazo. Así, sólo un 17% de las empresas encuestadas utilizan las stock options como único mecanismo de compensación a largo término, frente al 42% que las ofrecen en combinación con otros planes de incentivos.

En el 72% de los casos el derecho a participar de estos planes de incentivos a largo plazo se concede en el momento de la contratación del empleado, aunque sólo un 2% de las empresas se limitan a esta ocasión. En general, se conceden de forma sucesiva, bien sea como parte de un proceso anual (62%), coincidiendo con una promoción (48%), o como un instrumento de retención (38%).
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables

Los millennials y el trabajo: mitos y realidades