El reclutamiento 2.0 no acaba de cuajar en España

Hace unos días Expansión & Empleo publicaba un artículo presentando las conclusiones de un estudio llevado a cabo por Unique sobre el uso que las empresas de nuestro país hacen de las redes sociales como medios de reclutamiento y selección. Aunque del título del artículo -"El 49% de las empresas utiliza las redes sociales para seleccionar personal"- podría desprenderse que las redes sociales están revolucionando la forma en que las empresas españolas captan nuevos empleados, un análisis de los números evidencia que todavía queda mucho camino por andar. Si tenemos en cuenta que un 45% de las empresas encuestadas afirma no haber utilizado nunca las redes sociales para buscar o seleccionar personal, y que otro 44% dice utilizarlas únicamente "de forma esporádica", nos encontramos con que, en realidad, el porcentaje de empresas de nuestro país que usan las redes sociales como un medio habitual de reclutamiento y selección de empleados apenas alcanza un 11%.

Unas cifras que ponen de manifiesto la escasa penetración que los medios sociales tienen en España como instrumentos de reclutamiento y selección, y que confirman las conclusiones de otros estudios, como el realizado a principios de año por McCormick y Asociados, pero que, sin duda, contrastan con las noticias que nos llegan de otros países. Sirvan como ejemplo el estudio llevado a cabo recientemente por Jobvite, donde más de un 58% de los encuestados afirmaron haber contratado candidatos captados mediante esos medios, o la encuesta sobre tendencias en el campo del reclutamiento elaborada por LinkedIn Talent Advantage, donde la utilización de redes sociales y profesionales fue escogida por el 61% de los encuestados como la principal y más sólida tendencia en ese ámbito.

¿Nos estaremos perdiendo algo?

Foto: NASA's Marshall Space Flight Center
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables