¿Hacia dónde va el trabajo independiente?


Un reciente informe del Joint Research Center de la Comisión Europea en el que se estudian los cambios que están experimentando los trabajos y las capacidades que necesitan los trabajadores a consecuencia de los cambios tecnológicos también analiza el impacto que están teniendo estos cambios sobre los trabajadores autónomos o independientes.

Aunque en Europa la proporción de trabajadores autónomos se ha mantenido bastante estable en torno al 14% el informe revela que la composición de este colectivo ha experimentado cambios en los últimos años. Por ejemplo, el número de trabajadores autónomos sin empleados ha aumentado en más del 13% entre 2001 y 2017 y ya representan más del 70% de todos los trabajadores de la Unión Europea. También es de destacar que el número de trabajadores por cuenta propia que prestan servicios especializados intelectuales o técnicos ha crecido notablemente en la última década, a pesar de que la mayoría de los 20 millones de trabajadores por cuenta propia de la UE todavía se encuentran en sectores de bajo valor añadido, como la agricultura y la construcción. En concreto, el informe evidencia que los trabajadores por cuenta propia que realizan actividades profesionales, científicas y técnicas, que a menudo requieren un uso intensivo de tecnología o son compatibles con plataformas digitales, se han expandido en más del 35% desde 2008 (su número casi se duplica en países como Francia y Estonia), y que esta modalidad de trabajo también ha aumentado significativamente en otros sectores intensivos en conocimiento, como la educación.

Es decir, aunque el número total de autónomos no crece, parece que sí lo hace el número de esos profesionales cualificados a quienes habitualmente etiquetamos como ‘freelancers’. Pero ¿qué más sabemos sobre hacia donde evolucionará esta categoría de profesionales?

El informe The State of Independence in America elaborado por la empresa de servicios administrativos para trabajadores independientes MBO Partners nos da algunas pistas. A pesar de que el alcance de este informe, que ya va por su novena edición, se limita al trabajo independiente en Estados Unidos nos muestra una serie de tendencias que pueden estar llegando o al menos aproximándose a otros mercados incluido el europeo.

Una de las cosas que primero llama la atención es que el número de trabajadores independientes en Estados Unidos es prácticamente el doble que en la Unión Europea (41 frente a aproximadamente 20 millones). También resulta curioso que, lo mismo que sucede en Europa, esta cifra se ha mantenido estable en los últimos años. Sin embargo, son otras las tendencias que quiero destacar en este post, ya que creo que reflejan varios fenómenos que antes o después también alcanzarán a los trabajadores independientes de nuestro continente, si es que no nos han alcanzado ya.

Más trabajadores independientes por elección propia

Para empezar, es interesante observar que al mismo tiempo que el número de trabajadores independientes a tiempo completo se reduce (ya van cuatro años consecutivos), el porcentaje de estos trabajadores que están convencidos de que el trabajo independiente es la mejor opción para ellos ha aumentado muy significativamente. Y todo indica que no se debe tanto a que esas personas hayan cambiado de opinión como a que la composición del colectivo ya no es la misma. La explicación es simple: durante la crisis muchas personas perdieron sus empleos asalariados y no les quedó otro remedio que convertirse en trabajadores independientes. Sin embargo, en los últimos años el crecimiento económico ha hecho que las empresas vuelvan a contratar y hagan mejores ofertas para cubrir las vacantes que surgen en sus organizaciones, y esto lo han aprovechado muchas de esas personas que en su momento se convirtieron en trabajadores independientes para volver a trabajar por cuenta ajena.

Más trabajadores independientes ocasionales

Otra de las tendencias que se pueden extraer del informe de MBO Partners es un aumento en el número de personas que compatibilizan trabajos independientes esporádicos con otras modalidades de trabajo. El número de trabajadores independientes ocasionales, personas que trabajan de forma irregular o esporádica como independientes al menos una vez al mes, alcanzó los 15 millones en 2019, frente a 14,1 millones en 2018 y solo 10,5 millones en 2016. En esta cifra se incluyen desde conductores de Uber que trabajan unas horas para conseguir unos ingresos extra a profesionales que están explorando la posibilidad de convertirse en freelancers, pasando por personas a las que simplemente les surge de vez en cuando la oportunidad de participar en proyectos que además de proporcionarles unos ingresos pueden ayudarles a desarrollar nuevas habilidades.

El negocio está en redes y plataformas

También evolucionan los canales a través de los cuales los trabajadores independientes encuentran a sus clientes. En 2019, el 11 por ciento de los independientes a tiempo completo citó a las redes sociales como la mejor forma de conseguir trabajo (frente al 9% en 2018 y el 3% en 2014). Por el contrario, los ex empleadores, que en el pasado a menudo habían sido citados como una buena fuente de obtención de trabajo, solo fueron nombrados por el 6 por ciento como la mejor fuente en 2016. También es de destacar la generalización del uso de plataformas o mercados online de talento. En 2019, alrededor del 24 por ciento de los trabajadores independientes a tiempo completo dijeron haber usado una de estas plataformas para encontrar trabajo en los últimos 12 meses, mientras que el 29 por ciento dijeron tener la intención de hacerlo en los próximos 12 meses. Unas cifras que contrastan con las de 2012, cuando solo el 3 por ciento afirmaba haber usado una plataforma y solo el 8 por ciento planeaba hacerlo en el siguiente año.

Para los trabajadores independientes no hay fronteras

Finalmente, en un contexto en que las guerras comerciales, los aranceles y la construcción de barreras para el comercio internacional siguen ganando titulares, el informe de MBA Partners revela que para un número creciente de trabajadores independientes no existen las fronteras. Por una parte, en 2019 el 22 por ciento de los Independientes a tiempo completo dijeron que prestaron sus servicios a clientes fuera de los EE. UU., frente a solo el 19 por ciento en 2018 y el 13 por ciento en 2016. Por otra, el trabajo en remoto es mucho más común entre los trabajadores independientes que entre los trabajadores por cuenta ajena. Alrededor del 83 por ciento de los trabajadores independientes a tiempo completo (frente al 47% de los empleados por cuenta ajena) informan que trabajan de forma remota al menos parte del tiempo, un 51 por ciento dice que trabaja de forma remota más de la mitad de su tiempo y el 37 por ciento que trabaja de manera remota todo el tiempo. En tercer lugar, ya son 4,1 millones los trabajadores independientes (frente a 3,2 millones de trabajadores por cuenta ajena) que se definen a sí mismos como nómadas digitales, que combinan el trabajo remoto con cambios de ubicación más o menos frecuentes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

¿Qué tengo que hacer para llegar a ser ejecutivo de una gran empresa?

Las ardillas púrpura se multiplican