16 septiembre 2008

Confidencialidad en la web 2.0

por Santi Garcia

A través de Gizmodo me llega esta noticia publicada en el New York Times: Un empleado de Apple desvela en su perfil de Linkedin que está trabajando en el desarrollo de un procesador ARM para el iPhone.

Esta información parece confirmar que la compra de PA Semiconductor por Apple el pasado abril es parte de una estrategia para volver a su antigua fórmula de diferenciarse de sus competidores no sólo en diseño y software; un retorno a los orígenes, aunque no exento de riesgos.

Las reacciones no se han hecho esperar. Ante la metedura de pata de este empleado, cuyo desliz probablemente le cueste el puesto de trabajo, medios de comunicación, bloggers, analistas, todos se llevan las manos a la cabeza. Pero estaría bien que también lo viéramos como un ejemplo de los riesgos que corremos cuando no nos damos cuenta de que desde hace un tiempo todos estamos desnudos en el mundo 2.0.

Imagen Jans Pius bajo licencia Creative Commons

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Noticias como esta dan más argumentos a las organizaciones para mantener la información cerrada a calicanto.

    Por otro lado, Santi, precisamente como la información está ahí y es difícil controlarla lo importante es ser consciente de ello y tratar de tener voz propia. En la mayoría de personas, los no nativos digitales, predomina la reticencia y el tratar de pasar desapercibido en la red, pero a la vez gusta salir bien en la foto y que hablen bien de uno (aunque sea poco) La opción es perder los miedos, las verguenzas, y siempre con cautela tratar de ser el protagonista de tu identidad en la red.
    Un saludo,
    Carlos M.