26 marzo 2009

La sociedad de la información en España: por fin buenas noticias

por Santi Garcia

Ayer estuve en la presentación del informe «La sociedad de la información en España 2008», elaborado por la Fundación Telefónica, un estudio que analiza el grado de implantación de la sociedad de la información en nuestro país.

Aunque tenemos retos por delante, los mensajes fueron, en general, muy positivos, lo que es de agradecer en un entorno, en general, bastante pesimista. A continuación, las claves de la evolución de la sociedad de la información en España durante 2008:

1.- En 2008 comenzó el despliegue de fibra óptica en los hogares y aparecieron las primeras ofertas sobre esta plataforma, imprescindible para el desplieque de los servicios que requerirá el hogar del futuro.

2.- El desarrollo de la banda ancha móvil establece las bases para una sociedad permanentemente conectada. Respecto a esta cuestión, destacar que España se sitúa como el líder europeo, con una cobertura 3G del 80% frente al promedio europeo que está en un 71,3%.

3.- La vida de los españoles se digitaliza más y más. La convergencia con Europa es un hecho. Ya somos 24 millones de internautas, de los que el 86,7% somos usuarios frecuentes (nos conectan, al menos, una vez por semana).

4.- Se establecen las bases para un uso generalizado de los servicios TIC por parte de las empresas. Aunque aquí todavía hay mucho por hacer: a pesar de que el 88% de las empresas ya tiene acceso a internet sólo el 47% tiene web corporativa y únicamente el 7% vende a través de la red.

5.- El precio de los ordenadores deja de ser una barrera para el acceso a la sociedad de la información. Se popularizan los netbooks que, por 300 euros, responden a la menor necesidad de capacidad local pero la mayor necesidad de conectividad.

6.- Triunfan dispositivos como el iPhone que facilitan que segmentos enteros de población entren, sin darse cuenta, en la sociedad de la información.

7.- Las posibilidades transformadoras del sector TIC se perfilan como una de las pocas palancas disponibles para incrementar la productividad y competitividad de nuestra economía. El sector ya aporta el 8% del PIB de la Unión Europea, el 6% del empleo y el 20% de la inversión en I+D.

8.- Se acentúa la utilización de las «green IT» que atienden a criterios de eficiencia energética.

En conclusión, tenemos importantes retos por delante, quedan muchas cosas por hacer, pero al menos el panorama es bastante alentador.

Por fin buenas noticias.

Imagen Jan bajo licencia Creative Commons

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *