Más fusiones y adquisiciones

Leo en la revista Comentarios de Coyuntura Económica que el volumen de fusiones y adquisiciones en Europa durante los primeros nueve meses de este año ha crecido un 37,7% respecto al mismo período del año anterior. A nivel mundial el incremento ha sido del 32%, lo que tampoco está nada mal. Causas coyunturales como el repunte en la economía europea y la actual fase alcista que vive la bolsa –que motiva que el valor de las empresas que hoy son objeto de este tipo de operaciones societarias sea mayor que hace un año- explican solo una pequeña parte del fenómeno. Más relevante es la gran liquidez que existe en los mercados, favorecida por un dinero todavía barato a pasar de las últimas subidas en los tipos de interés. (El Banco Central Europeo estima que la liquidez de las empresas no financieras se ha doblado en los últimos tres años).

Pero más allá de cuestiones coyunturales, que como tales pueden ser pasajeras, nos encontramos importantes factores de tipo estructural como cambios tecnológicos que posibilitan que las empresas puedan reformular sus cadenas de valor y, en consecuencia, sus modelos organizativos. También está lo que ya comentábamos en una entrada anterior: un aumento significativo en la actividad de las firmas de capital privado, capital riesgo y similares, cuya actividad en Europa ha crecido un 42% respecto al último año. Estos fondos representan el 18% del volumen de las operaciones celebradas durante los nueve primeros meses de 2006, cuando en 2003 sólo suponían un 4%. Finalmente el marco normativo se está transformando ante la presión de la Comisión Europea, que arremete contra las medidas proteccionistas de los estados miembros en una apuesta decidida a favor de la liberalización de los mercados.

En cualquier caso una cosa es que el volumen de fusiones y adquisiciones aumente y otra bien distinta que las empresas implicadas consigan las sinergias que persiguen. A los gestores debería preocuparnos bastante el hecho de que más del 60% de estas operaciones no alcanza sus objetivos. Especialmente cuando todo apunta a que la tendencia seguirá al alza.

Technorati tags:

Comentarios

Javier Minezart ha dicho que…
Un breve comentario sobre el ultimo apartado, desde mi pequeña experiencia te digo que por los Capital Riesgo que conozco la decisión de las inversiones a realizar en muchas ocasiones no son todo lo profesionales que debieran, entendiendo estas como la busqueda de rentabilidad y valor en unos plazos estimados y previstos previamente

Yo he conocido inversiones que se realizan para que los Fondos que aportan capital no bajen esas aportaciones, otras para cubrir los sectores previamente decididos, por ejemplo Bioquimica, y otros por que el Plan de Negocio aguantaba crecimientos despues del tercer año lo suficientemente atractivos. Pocas veces se hacen con criterios de negocio tal cual.

Y ahora que esta muy de moda vemos las dificultades que tienen estas Capital Riesgo en encontrar nuevas empresas u oportunidades de inversión.

Creo que quizas sea bueno bajar un escalon y ver la cantidad de emprendedores o pequeñas empresas que son susceptibles de crecer y ser exitosas.

Esto es al contrario en Internet donde ya hay un músculo inversor en base a olfato y a nadie asustan las grandes inversiones en las start up y no nos sorprenden los "pelotazos".

En porcentaje de fallidos, probablemente los fracasos de iniciativas de Internet son abrumadores, pero nadie dice nada.

Quizas las aspiraciones de plusvalías en las inversiones de las Capital Riesgo son tan altas para que un acierto tape tres fracasos.

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

La brecha de género en Inteligencia Artificial es un gran problema