Offshoring 2.0

En el número de enero-abril de Apuntes de Globalización y Estrategia Arie Lewin escribe acerca de cómo la deslocalización de servicios está entrando en una nueva era. Motivados por la creciente escasez de personal cualificado, las empresas de los países desarrollados empiezan a hacer "offshoring" de servicios de mayor valor añadido, algo impensable hasta hace poco. En esta deslocalización de segunda generación el acceso a una base de profesionales cualificados pesa tanto como la eficiencia en costes. Ante la previsión de que, a largo plazo, la "guerra por el talento" en sus países de origen se recrudecerá, las empresas se apresuran a aprovechar la juventud y el creciente grado de cualificación de los trabajadores en los países de destino. Ahora el objetivo son servicios de ingeniería, desarrollo de producto e innovación, cuestiones muy sensibles para cualquier compañía. Las empresas que se embarcan en este tipo de iniciativas se ven obligadas a transformar sus modelos de negocio y sus estructuras organizativas para poder dirigir y controlar procesos de innovación repartidos por el mundo, gestionar empleados y desarrollar fórmulas de cooperación con proveedores en diferentes países y con culturas diversas.

¿Cómo sale nuestro país en la foto? Según un estudio de la Offshoring Research Network (ORN) las empresas españolas siguen deslocalizando principalmente actividades industriales o servicios intensivos en personal poco cualificado, en busca de ahorros de costes. Las empresas españolas son más reacias a aventurarse en proyectos de "offshoring" que sus homólogas anglosajonas, unas porque no se sienten suficientemente capacitadas y otras porque muchas no ven la necesidad de hacerlo. En consecuencia nos estamos quedando atrás en la aplicación de la deslocalización como estrategia de crecimiento y competitividad. En este momento estamos en un punto intermedio, en la encrucijada de decidir qué papel queremos jugar en el futuro. Podemos apostar por el "offshoring" de nueva generación, pero también podemos aprovechar el atractivo de nuestro país como destino para los proyectos de deslocalización de empresas extranjeras.
1 comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

Business Model You: ¿Una alternativa a las descripciones de puestos?