Buscando talento desesperadamente

Esta semana Geoff Colvin publica un nuevo artículo en Fortune sobre la "batalla por el talento". Explica como hoy en día la idea de que el capital humano es el factor crítico para la competitividad de una economía ya no es patrimonio exclusivo de los estados más avanzados y como muchos países en desarrollo están dando pasos decididos para no quedarse atrás en una contienda que ha alcanzado dimensión planetaria:

Así, Arabia Saudí está invirtiendo la friolera de 12.500 millones de dólares -una cantidad próxima a la que el MIT ha conseguido en más de 140 años de historia- en crear una universidad que atraiga a la península arábiga a los mejores investigadores en ciencia y tecnología.

Por su parte, en India, las empresas tecnológicas han notado un cambio significativo en los intereses de sus empleados más jóvenes. Hasta hace dos o tres años, para retener a los profesionales más brillantes tenían que ofrecerles un proyecto de carrera que incluyese experiencias en el extranjero. Ahora es lo contrario. Piensan que en pocos lugares pueden tener tantas oportunidades y experiencias enriquecedoras como en India y no quieren irse fuera.

Y mientras tanto en la vieja Europa, donde recibimos el 85% de la inmigración de trabajadores no cualificados procedentes de países en desarrollo pero sólo un 5% de los trabajadores cualificados, en lugar de adoptar políticas activas para atraer a los mejores profesionales nos limitamos a medidas burocráticas como pueda ser facilitar la obtención de permisos de trabajo para este colectivo. Patético.

Y qué decir de España. Seguimos en el vagón de cola de los países desarrollados en cuanto a innovación, acceso a internet, nivel educativo, dominio de inglés, o rigidez del mercado de empleo. Eso sí todos nos sentimos muy satisfechos porque todo el mundo nos dice que como aquí no se vive en ninguna parte. ¡Olé!
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables