Malabarismos mentales (cuando un solo sombrero no es suficiente)

Colabora, compite, cambia, mantén el orden, piensa localmente, piensa globalmente, maximiza resultados, desarrolla a las personas ... ¿Desesperado por la necesidad de reconciliar un sin número de prioridades aparentemente contradictorias ? A veces puede parecer imposible pero en realidad no lo es. Un reciente artículo de Jonathan Gosling y Henry Mintzberg publicado en la Harvard Business Review explica como podemos superar con éxito estas situaciones si combinamos adecuadamente cinco diferentes mentalidades ("mind sets"):

Gestionarnos a nosotros mismos es cosa de nuestra mentalidad reflexiva ("reflective mind-set"). Nos permite contemplar situaciones habituales desde perspectivas diferentes y facilita la producción de ideas innovadoras.

Gestionar la organización depende de nuestra mentalidad analítica ("analytical mind-set"). Es la que nos permite despiezar la complejidad de los problemas y asegura que nuestras decisiones se fundamenten en datos sólidos (tanto cuantitativos como cualitativos).

Gestionar nuestro entorno es tarea para nuestra mentalidad global ("worldly mind-set"). Nos aporta apertura mental y referencias para funcionar con eficacia con personas y en contextos diversos.

Gestionar relaciones es responsabilidad de la mentalidad colaboradora ("collaborative mind-set"). Facilita el establecimiento y desarrollo de relaciones entre individuos.

Finalmente la gestión del cambio es para nuestra mentalidad de acción ("action mind-set"), que nos da la energía necesaria para crear y ejecutar los mejores planes para lograr nuestras metas y movilizar a los demás a la acción.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

Los millennials y el trabajo: mitos y realidades

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables