Ahí fuera hace mucho frío


En la última newsletter de Culpepper se incluye un artículo donde se explica como, ante la recesión, las empresas están reconsiderando a la baja sus previsiones de incrementos salariales para 2009. La información se refiere a una muestra de 557 compañías, la mayoría -un 55%- del sector tecnológico. Aún así creo que es significativa de por donde van los tiros.

En concreto, las mismas empresas que en julio de 2008 esperaban aplicar unos incrementos promedio del 4,18%, en noviembre rebajaron sus previsiones hasta un 3,08% y ahora los sitúan en un 2,59%. En paralelo ha crecido el porcentaje de empresas que ha optado por decretar una congelación salarial general: de un 2% en julio se pasó a un 16% en noviembre y ahora estamos en el 25%. Pero es que el número es aún mayor ya que estas cifras no tienen en cuenta aquellas empresas que no han podido congelar los salarios de toda su plantilla porque muchos de ellos dependen de lo que se decida por ley o en el convenio colectivo del sector.

Visto lo visto las empresas que en estas fechas estén revisando sus salarios deberán sopesar en qué medida sigue siendo válida la información de mercado en que, en su momento, basaron sus presupuestos. Sin ir más lejos, hace unos pocos días me encontré en Google con este informe de una prestigiosa consultora donde para el mercado español se vaticinan unos incrementos salariales de entre el 4,5% y el 5%. Transcurridos unos pocos meses cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. 
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El ocaso de las evaluaciones del desempeño