Invirtiendo en capital humano


Gary Becker, Premio Nobel de Economía en 1992 por su investigación en el campo del capital humano, hace referencia en una reciente entrevista en CBS MoneyWatch a tres cuestiones que no deberíamos pasar por alto cuando planifiquemos nuestro desarrollo profesional:

En primer lugar la brecha digital, o como la evolución tecnológica y el consiguiente desarrollo de la economía de la información y el conocimiento están agrandando el diferencial de competitividad en el mercado de empleo entre quienes están preparados para un mundo en red y quienes no lo están.

En segundo lugar, la creciente variabilidad del entorno. En un entorno más cambiante e incierto deberíamos preocuparnos por desarrollar nuestra flexibilidad, nuestra capacidad de adaptación al medio, más que invertir en competencias que únicamente tienen encaje en una organización o en una ocupación específicas.

Finalmente, la tendencia a que la vida profesional se prolongue en el tiempo más allá de la actual edad de jubilación. Por este motivo los plazos que consideramos cuando calculamos el retorno de nuestras inversiones en capital humano deberían ser cada vez más largos.

Post incluido en mi libro El arte de dirigir personas hoy (Libros de Cabecera, 2016)

1 comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables