Estereotipos e innovación en la empresa

Ayer leía una entrada en el blog de Andrew O'Connell sobre como el temor al "qué dirán" nos impide a muchos crear, hacer o decir cosas innovadoras. O'Connell cita un reciente estudio de los profesores Yuan y Woodman. La investigación de estos dos académicos, que se publicará en un próximo número del Academy of Management Journal, demuestra como en numerosas ocasiones el potencial de innovación de los empleados que ocupan puestos en la base de la organización se ve limitado por el miedo a causar una "impresión social desfavorable" entre sus compañeros -o incluso entre sus jefes-. No vayan a pensar que se están metiendo donde no les llaman...

Yuan y Goodman proponen dos posibles remedios: 1) fomentar en la organización una cultura en la que ser innovador sea un comportamiento deseable, y 2) -más concreto- romper con los "estereotipos del puesto de trabajo", incluyendo en todas las descripciones de puestos la responsabilidad de aportar nuevas ideas y mejoras.

Sin duda dos ideas bienintencionadas, aunque tal vez debiéramos empezar por identificar quienes son los principales prisioneros de esos "estereotipos del puesto de trabajo". Probablemente en no pocas organizaciones nos encontraremos con que son sus líderes los primeros que todavía piensan que la innovación es un dominio reservado a una elite (por mucho que afirmen lo contrario).
1 comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables