Artículo en Nuevas Tendencias

Vivimos en un mundo hiperconectado y saturado de información, que no conoce fronteras, en el que surgen nuevas pautas de comportamiento social, mientras que en el ámbito de la empresa aparecen nuevos modelos de negocio y estructuras más ligeras, abiertas y flexibles, pero también más efímeras. Al mismo tiempo, el mercado de trabajo se vuelve más transparente, más simétrico, y se libera de las limitaciones espacio-temporales a las que tradicionalmente ha estado sometido. Sin embargo, a pesar de todo, muchos jefes siguen aferrados a unas prácticas de dirección de personas que entran en contradicción con esa nueva realidad. ¿Por qué?

De esto es lo que trata el artículo que he escrito para el número de enero de la revista Nuevas Tendencias. Podéis leerlo aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

¿Qué tengo que hacer para llegar a ser ejecutivo de una gran empresa?

La brecha de género en Inteligencia Artificial es un gran problema