Creatividad y eficiencia, ese difícil equilibrio

No paramos de oir hablar sobre la necesidad que tienen las empresas hoy en día de derribar barreras estructurales, difuminar jerarquías, y favorecer el desarrollo de redes de realciones informales entre sus miembros a fin de potenciar su inteligencia colectiva y, por consiguiente, su capacidad de innovación y adaptación al entorno. Sin embargo también existen organizaciones que se enfrentan al escenario opuesto, es decir, organizaciones altamente creativas, pero faltas de estructuras y procesos que aseguren su eficiencia y, en definitiva, su sostenibilidad financiera.

Es lo que se encontró Jack Meyer, un reconocido inversor y financiero, cuando en 2009 fue nombrado "Chairman" del Ballet de Boston. En el siguiente video de la Harvard Business Review, Meyer explica como se encontró con una organización ineficiente, sumida en una profunda crisis financiera, y como, a través de la introducción de indicadores de gestión, protocolos destinados a agilizar la toma de decisiones, y el liderazgo desde el ejemplo y la confianza, le está dando la vuelta a la tortilla.


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

El ocaso de las evaluaciones del desempeño