Lecturas para tiempos de confinamiento


Termina marzo y el estado de alarma por la epidemia de coronavirus continúa en España. Las personas confinadas en nuestros domicilios ya somos millones en todo el mundo. La mayoría de nosotros no habíamos estado nunca tanto tiempo seguido sin salir de casa. 
Las operadoras nos informan que el consumo de internet se ha disparado en las últimas semanas, y también las llamadas de voz. Parece que seguimos necesitando comunicarnos. Quizá lo que sucede es que lo necesitamos más que nunca en estos momentos inciertos, en que nos gustaría poder estar más cerca de muchas personas.
En las redes sociales, las influencers con más éxito ya no son las que promocionan ropa o complementos, y menos aun destinos de vacaciones, sino las que explican recetas de cocina, rutinas de entrenamiento para hacer desde casa o cómo ordenar armarios. El confinamiento es también responsable de que, a pesar de llevar cuatro años en el mercado, Houseparty se haya convertido en los últimos días en la aplicación más descargada en España e Italia.
Mientras tanto, los más afortunados tenemos la suerte de poder seguir trabajando en remoto desde nuestros hogares. A medida que pasan los días, vamos acostumbrándonos a trabajar desde unos espacios domésticos que, en muchos casos, se han convertido en coworkings de emergencia que compartimos con otros miembros de nuestras familias. 
Pero también descubrimos que una cosa es trabajar desde tu casa tú solo, de vez en cuando y porque quieres, y otra cosa muy distinta es teletrabajar a la fuerza, cuando debes compartir la wi-fi doméstica con otros ocho dispositivos y, además, no tienes otro remedio que compaginar el trabajo con atender a unos niños que llevan días sin ir al colegio ni salir a la calle y necesitan liberar energía.
En este contexto, de la misma forma que los expertos nos recomiendan encontrar tiempo para hacer algo de ejercicio físico, yo creo que también es bueno que cada día hagamos el esfuerzo de reservarnos momentos para cultivar la mente y aprender cosas nuevas. Imaginaros que conseguimos convertirlo en un hábito y luego somos capaces de conservarlo una vez que haya pasado esta crisis…
Esta es la razón por la que la semana pasada compartía con vosotros varios recursos de aprendizaje en remoto gracias a los cuales podemos formarnos en una lista casi infinita de temas sin necesidad de salir de nuestros domicilios.
Siguiendo esta línea, hoy os propongo algunos libros para leer durante estos días que vamos a seguir encerrados. Son seis textos para los tiempos que corren. Seis obras que pueden ayudarnos a entender mejor varias cosas que ya estaban cambiando en el mundo antes de que llegase el covid-19 y a anticipar como algunas de esas grandes tendencias pueden variar su trayectoria, o acelerarse, como consecuencia de la crisis que estamos viviendo.

01 The Game, Alessandro Baricco (2019)

Doce años después de su libro Los bárbaros, donde Baricco reflexionaba sobre la mutación (que no invasión) que estaba sufriendo nuestra sociedad debido al impacto de las nuevas tecnologías, en The Game, el autor traza la cartografía (y la historia, desde los pioneros hasta nuestros días) de la insurrección digital. En este libro Baricco defiende la tesis de que el cambio que estamos viviendo no se trata de una mera revolución tecnológica, sino del colapso de los paradigmas de la sociedad del siglo XX.

02 Crisis, Jared Diamond (2019)

En este libro, que representa el tercero de la trilogía que también componen Armas, gérmenes y acero (1997) y Colapso (2005), Jared Diamond nos ofrece un revelador estudio comparativo de cómo seis países han sobrevivido en su historia reciente a crisis decisivas mediante un duro proceso de autoevaluación y transformación. Diamond identifica patrones en la superación de la adversidad y, dirigiendo su mirada hacia el futuro, plantea que quizás el mundo esté desperdiciando sus recursos y embarcándose en un viaje de conflicto político y declive.

03 En tiempos de contagio, Paolo Giordano (2020)

Ante la amenaza de un virus letal de alcance universal, una miríada de opiniones, conjeturas y teorías de todo tipo (desde aquellas basadas en el rigor de la ciencia hasta las que brotan de la fértil imaginación de iluminados y charlatanes) nos envuelve como una avalancha que nos dificulta ver, pensar y decidir con sensatez. En este contexto tan especial, Paolo Giordano comparte con encomiable honestidad y valentía una serie de reflexiones y emociones que le provoca esta inaudita situación.

04 Superpotencias de la inteligencia artificial, Kai Fu Lee (2018)

En un contexto en que la competencia entre Estados Unidos y China en el campo de la Inteligencia Artificial (IA) se calienta, Kai Fu Lee insta a ambas potencias a aceptar las grandes responsabilidades que conlleva un poder tecnológico como el que están acumulando. Lee argumenta que los avances que se están produciendo en este ámbito van a provocar cambios dramáticos antes de lo que esperamos y plantea posibles soluciones a algunos de los cambios más profundos en la historia humana que están por venir.

05 Una teoría de la democracia compleja: gobernar en el siglo XXI, Daniel Innerarity (2019)

Daniel Innerarity argumenta en este libro que la principal amenaza de la democracia hoy en día no es la violencia ni la corrupción,ni la ineficiencia, sino la simplicidad. Según el autor, es necesario actualizar conceptos políticos, que fueron pensados en una época de relativa simplicidad social y política, pero que son impotentes para gestionar la creciente complejidad del mundo actual. Como solución, Innerarity formula una teoría de la democracia y del gobierno para el siglo XXI desde el presupuesto de que la más prometedora renovación de nuestras democracias será el resultado de hacerlas más complejas.

06 Infections and inequalities: the modern plagues, Paul Farmer (2001)

Desde su experiencia en la lucha contra el SIDA y la tubrculosis en diferentes países del mundo, Farmer explica por qué estas plagas modernas atacan particularmente a los pobres, incluso más que otras enfermedades del pasado, y denuncia esa “desigualdad peculiarmente moderna” que impregna el SIDA, la tuberculosis, la malaria y la fiebre tifoidea, y enfermedades infecciosas emergentes (o reemergentes) como el Ébola y el cólera. Farmer utiliza trabajo de campo y nuevos estudios para desafiar metodologías aceptadas de epidemiología y salud internacional, y argumenta como estrategias explicativas como el “tratamiento rentable” o el “incumplimiento” de los pacientes, inevitablemente llevan a culpar a las víctimas, cuando, en realidad, son otras fuerzas de mayor escala las que determinan por qué algunas personas sufren enfermedades y otras están más protegidas del riesgo.

Continuamos explorando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

¿Qué tengo que hacer para llegar a ser ejecutivo de una gran empresa?

Seguridad psicológica: un preciado tesoro en tiempos turbulentos