24 enero 2011

¿Qué significa «perder el tiempo»?

por Santi Garcia

Me ha parecido muy reveladora esta infografía publicada en Bits & Pieces a la que he llegado a través de un tuit de @flexinomina. En particular, he encontrado muy interesante la última parte, que reproduzco más abajo.

A menudo las empresas se quejan de que «su» gente pierde el tiempo, sea navegando en internet, tomando café, hablando en los pasillos, o saliendo a la calle a fumar, y del impacto que eso tiene en la productividad de la organización.

Los más simplistas utilizan argumentos del estilo de «si una persona se pasa el diez por ciento de su jornada laboral chateando con sus amigos (o tomando café, o jugando al «pac-man») esto supone una pérdida de productividad de similares proporciones».

Sin embargo, ¿esto realmente es así hoy en día?

Puede que el argumento siga siendo válido si pensamos en alguien que trabaja en una línea de montaje, pero, ¿qué sucede con todos esos trabajadores del conocimiento que representan una proporción cada vez mayor de la población laboral?

¿Qué sentido tiene entonces que uno de cada tres empleados diga que la principal razón por la que «pierde el tiempo» es porque no tiene mejor cosa que hacer? ¿No será una señal más de que el desarrollo de la economía del conocimiento ha traído consigo la necesidad de desvincular la idea de productividad del factor tiempo, de la misma forma que cada vez tiene menos sentido pagar a la gente por las horas que pasa en la oficina y más hacerlo por el valor aportado?

Imagen Alan Levine bajo licencia Creative Commons

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Todavía hay jefes que valoran a sus empleados por las horas de estancia en la oficina cada día en vez de por la eficiencia en el trabajo. Tampoco la experiencia cuenta que cuando uno es buen trabajador la experiencia le ayuda a solucionar los problemas con más agilidad y eficacia, así como el trabajo diario.