24 mayo 2021

La ciencia confirma que el ratón de ciudad era el más listo

por Santi Garcia

El ratón de campo y el ratón de ciudad es una de las fábulas de Esopo. 

Cuenta la historia de un ratón de ciudad que fue a visitar a su primo que vivía en el campo. El ratón de campo le enseñó a su primo la madriguera donde vivía, cerca de un río, y le invitó a comer lo que él comía habitualmente: un plato de sopa hecha de granos de trigo y algunas hierbas.

“Primo, no entiendo como puedes vivir de una forma tan pobre. Ven conmigo a la ciudad y te enseñaré como hay que vivir”, le dijo el ratón de ciudad.

Dicho y hecho. Esa misma noche los dos primos llegaban a la casa donde vivía el ratón de ciudad. No hacía nada de frío, porque la casa tenía una buena calefacción. Como llegaron con hambre, fueron a la cocina de la casa. Allí había queso, frutas, pasteles. El ratón de campo no daba crédito. Todo estaba buenísimo.

De pronto, escucharon un ruido. 

“¿Qué es ese ruido?”, preguntó el ratón de campo.

“Debe ser el gato de la casa”, respondió su primo.

Justo en ese momento el gato se abalanzó sobre los dos ratones desde lo alto de la alacena. Los dos salieron corriendo de vuelta al hueco de la pared donde vivía el ratón de ciudad. El ratón de campo sentía que el corazón se le iba a salir por la boca, mientras su primo se reía.

“Primo, me vuelvo al campo. Esta vida no es para mí”, dijo el ratón de campo mientras trataba de recuperar el aliento. 

“¿Pero como? ¿Vas a volver al campo, a vivir en la pobreza, pudiendo vivir aquí y disfrutar de todos estos manjares?”, le preguntó el ratón de ciudad.

“Sí”, contestó el ratón de campo. “Mejor comer sopa de hierbas y vivir en paz que comer queso y pasteles y vivir con miedo”.

La moraleja del cuento es que la riqueza material puede provocar muchas complicaciones, y que es preferible tener menos cosas materiales, pero vivir más feliz. 

Al menos esta es la idea con la que nos quedábamos cuando de pequeños nos contaban esta fábula…

Pero el tiempo pasa. Hace unas semanas las profesoras Lara Vrbanec, Vanja Matijević y Anja Guenther, del grupo de investigación sobre ecología del comportamiento de las diferencias individuales, del departamento de genética evolutiva del Instituto Max Planck de Biología Evolutiva, publicaban en Proceedings of the Royal Society B un paper titulado Enhanced problem-solving ability as an adaptation to urban environments in house mice, en el que aportan evidencias de que, aunque el ratón de ciudad puede que sea menos feliz, en realidad, es más listo que su primo del campo.

El artículo recoge las conclusiones de un experimento llevado a cabo por estas investigadoras para explorar los efectos ecológicos de los entornos alterados por el hombre sobre la evolución de las especies, en el que sometieron a prueba la hipótesis de que las capacidades cognitivas mejoradas y la capacidad de innovar son rasgos clave para prosperar en hábitats alterados por humanos. 

Para ello estudiaron si diferentes subespecies de ratones domésticos (mus musculus) que llevan diferentes períodos de tiempo conviviendo con los humanos han desarrollado distintas capacidades de resolución de problemas. En concreto, compararon el comportamiento de ratones de las subespecies mus musculus domesticus, que llevan conviviendo con los humanos unos 12.000 años; mus musculus musculus, que conviven con nosotros desde hace 8.000 años; y mus musculus castaneus, con quienes convivimos desde hace aproximadamente 5.000 años, frente a siete problemas diferentes que, si los resolvían, permitían a los ratones conseguir alimento.

Lo que descubrieron es que los ratones de subespecies que llevaban conviviendo más tiempo con el hombre sobresalían en la resolución de esos problemas en comparación con los miembros de otras subespecies que llevan menos tiempo compartiendo su hábitat con nosotros, lo que sugiere que esas subespecies han desarrollado habilidades cognitivas más avanzadas porque estas capacidades facilitan la prosperidad de las especies en los entornos alterados por los humanos.

Para pensar.

Imagen Bruce Fingerhood bajo licencia Creative Commons

Referencias

Vrbanec, L., Matijević, V., & Guenther, A. (2021). Enhanced problem-solving ability as an adaptation to urban environments in house mice. Proceedings of the Royal Society B288(1945), 20202504.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *