20 diciembre 2021

Reskilling, búsqueda de empleo y brecha digital

por Santi Garcia

En España, parados, trabajadores temporales y jóvenes son los colectivos que más utilizan internet para buscar empleo, mientras que doctorados, trabajadores TIC, licenciados universitarios y las personas con mayor renta son los grupos que más usan internet para formarse.

La semana pasada compartía en este blog algunos datos acerca de la prevalencia del teletrabajo entre diferentes segmentos de la población ocupada española extraídos de la última edición de la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

En este post quiero compartir con vosotros otros datos interesantes que esta misma encuesta aporta sobre otras dos dimensiones del entorno laboral que llevan años transformándose a consecuencia de la digitalización: el uso que hacemos de internet para buscar empleo y el uso que hacemos de esta tecnología de utilidad general para formarnos. Dos aspectos de la máxima actualidad en un momento en que las tasas de rotación aumentan en diferentes sectores al tiempo que los empleadores se enfrentan a crecientes dificultades para encontrar trabajadores con las capacidades que necesitan.

Lo primero que nos descubren los resultados de la encuesta es el largo camino que queda por recorrer en ambos campos. Lo segundo que llama la atención es que los españoles usamos internet para formarnos bastante más de lo que usamos la red para buscar empleo. En concreto, del total de personas entre 16 y 74 años el 18,8% dijo haber utilizado internet en los últimos tres meses para buscar empleo o enviar una solicitud a un puesto de trabajo, mientras que el 27,8% dijo haber usado este medio para realizar algún curso online (o parcialmente online), y el 38,4% para consumir contenidos de aprendizaje de otro tipo.

De todas formas, tal como veíamos en el caso del teletrabajo, en relación con estos dos temas también hay diferencias significativas en función de ciertas variables demográficas y socioeconómicas.

Sexo

Desde esta perspectiva, la proporción de mujeres que utiliza internet para buscar empleo o para formarse es superior a lo que observamos entre los hombres. Entre las mujeres de 16 a 74 años el 20,8% ha utilizado internet en los últimos tres meses para buscar empleo o enviar una solicitud a un puesto de trabajo, y el 30,1% para realizar cursos total o parcialmente online. Sin embargo, entre los hombres estas proporciones descienden al 16,7% y al 25,4% respectivamente. Unas diferencias interesantes, especialmente teniendo en cuenta otros datos, como la escasa presencia femenina entre los trabajadores TIC que, como veremos más adelante, es una de las clases de profesionales que más utiliza internet para buscar trabajo o formarse.

Edad

Por lo que se refiere a la edad, observamos una relación negativa entre la edad de las personas y el uso que hacen de internet para buscar trabajo y formarse, lo que posiblemente se deba a la concurrencia de dos factores: la menor digitalización de los ciudadanos de más edad y su menor tasa de ocupación. Así, por ejemplo, el porcentaje de personas que dicen haber utilizado internet en los últimos tres meses para buscar empleo o enviar una solicitud a un puesto de trabajo va desde el 39% de las personas de 25 a 34 años al 7,6% de las personas de 55 a 64 años; mientras que el porcentaje de personas que dicen haber utilizado internet para hacer un curso parcial o totalmente online desciende del 39,4% en el primer grupo (25 a 34 años) al 17,6% entre los miembros del segundo grupo (55 a 64 años).

Nivel de estudios

Asimismo, vemos diferencias importantes en función del nivel de estudios de las personas. Por un lado, por lo que respecta al uso de internet como medio de aprendizaje, observamos que, tanto por lo que se refiere a la realización de cursos como al consumo de otro tipo de contenidos de aprendizaje, las personas tienden más a utilizar la red con estos fines según aumenta su nivel de estudios terminados.

Por ejemplo, el 4,1% de las personas que solo han completado su educación primaria dice haber utilizado internet en los últimos tres meses para realizar cursos total o parcialmente online, pero este porcentaje se eleva al 13,8% en el caso de las personas que han completado la primera etapa de la educación secundaria, al 28,7% entre quienes han superado la segunda etapa, al 35,2% entre las personas con un título de Formación Profesional de grado superior, al 50,6% en el caso de personas con licenciaturas universitarias, máster y equivalentes, y al 57,9% entre las personas en posesión de un doctorado.

Sin embargo, la relación entre nivel de estudios y el uso de internet para encontrar empleo es diferente. Aquí el porcentaje de personas que usan la red con este fin apenas varía entre quienes han superado la segunda etapa de la educación secundaria (21,6%), quienes tienen un título de FP de grado superior (23,5%) y las personas en posesión de una licenciatura universitaria, máster o equivalente (22,5%). Sin embargo, da que pensar que el porcentaje de personas con un título de doctorado que usan internet para buscar empleo (7,4%) sea incluso inferior a la frecuencia con que usan internet con este objetivo las personas que solo han completado su educación primaria (8,9%), lo que posiblemente tenga que ver con el tipo de trabajos y sectores donde se concentra el empleo de los doctorados en nuestro país.

Situación laboral y profesional

Desde esta otra perspectiva vemos, en primer lugar, que existe una gran diferencia entre personas ocupadas y paradas. Mientras solo el 15,5% de las primeras dice haber utilizado internet en los últimos tres meses para buscar empleo, entre los parados ese porcentaje es el 50,9%, una diferencia que parece lógica. Sin embargo, lo que llama la atención y da bastante que pensar es que, mientras el 34,9% de los ocupados dice haber utilizado internet para realizar algún curso online, este porcentaje desciende al 21% entre los parados. Es decir, solo uno de cada cinco parados en España utiliza internet para hacer cursos y solo uno de cada tres (35,4%) para consumir algún otro contenido de aprendizaje.

También se observan diferencias en función del tipo de contrato que tienen los trabajadores. Los trabajadores temporales, sujetos a mayores tasas de rotación, utilizan internet para buscar empleo con más frecuencia que los trabajadores con contratos indefinidos. Así, mientras el 10,1% de los trabajadores por cuenta ajena con contrato indefinido dice haber usado internet en los últimos tres meses con ese fin, entre los trabajadores por cuenta ajena con contrato temporal este porcentaje se eleva hasta el 36,3%. No obstante, apenas se observan diferencias entre trabajadores temporales (39,6%) y “fijos” (36,5%) en relación con el uso de internet para hacer cursos online.

En cuanto a la utilización de internet con este propósito también cabe destacar la menor frecuencia con que los trabajadores por cuenta propia usan la red para realizar cursos online en comparación con los trabajadores por cuenta ajena, una diferencia que se observa tanto en el caso de trabajadores por cuenta propia con empleados a su cargo (23,7%) como sin ellos (22,7%).

Nivel de ingresos

Además, se observa una relación negativa entre los ingresos mensuales netos de los hogares y el uso que las personas hacen de internet para buscar empleo, posiblemente debido a la mayor precariedad que sufren los hogares con rentas más bajas, pero también al tipo de ocupaciones más frecuentes según el nivel de ingresos. De esta manera, mientras el 32,3% de los miembros de hogares con ingresos mensuales netos de menos de 900 euros usan internet con este fin, este porcentaje desciende al 13,3% entre las personas cuyos ingresos familiares mensuales netos alcanza o supera los 3.000 euros.

En cambio, el uso de internet para hacer cursos online es más frecuente cuanto mayores son los ingresos mensuales netos de los hogares, oscilando entre el 17,2% de las personas con ingresos familiares netos inferiores a 900 euros mensuales y el 44% de las personas con ingresos familiares netos de 3.000 euros o más.

El caso de los trabajadores TIC

Finalmente, cabe destacar el caso de los trabajadores TIC, en principio uno de los colectivos más digitalizados, de los cuales el 25,8% dijo haber utilizado internet en los últimos tres meses para buscar empleo, el 53,7% para realizar algún curso total o parcialmente online, y el 70,9% para consumir otro tipo de material de aprendizaje. Unas cifras que contrastan con el comportamiento del resto de trabajadores, de los cuales solo el 15% usó internet para buscar trabajo, el 34,1% para realizar algún curso, y el 41,3% para consumir otro tipo de material de aprendizaje.

***

Imagen RPM bajo licencia Creative Commons

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *