Tendencias en el mercado de empleo (pese a la crisis)


Leo una reciente entrada en el blog de Tammy Erickson en la que argumenta que a pesar de la crisis, y en contra de lo que pudiera parecer, las tendencias que han caracterizado el mercado de empleo durante la última década y que en su momento desencadenaron la denominada "guerra por el talento" siguen ahí, y más vivas que nunca.
A alguien que está en la cola del paro, suspira por encontrar un trabajo y no encuentra más que puertas cerradas esto puede sonarle raro, pero es una realidad que, a pesar del aumento del desempleo, hay sectores enteros con dificultades para conseguir el talento que necesitan.
Desde el punto de vista de la demanda de trabajo, la evolución tecnológica, cambios en los modelos de negocio y en los procesos empresariales determinan que más sectores necesiten más empleo cualificado. Señalar, a modo de ejemplo, que en Estados Unidos los puestos de trabajo de nueva creación para los que se exige algún tipo de estudios superiores (post-high school) ya suponen el 75% del total.
Desde el punto de vista de la oferta de trabajo no debemos perder de vista el tiempo que cuesta "producir" trabajadores cualificados para hacer frente a nuevas demandas, ni tampoco ciertas cuestiones demográficas, en particular la caída en las tasas de natalidad, que hacen previsible una contracción en la oferta a medio plazo. Se ha argumentado que esta contracción se compensará con la llegada de inmigrantes, pero esta idea puede resultar ingenua, en especial cuando hablamos de empleo cualificado, si tenemos presente que en los países emisores cada vez hay más oportunidades de trabajo y sus nacionales, por tanto, tienen menos incentivos para emigrar.
En consecuencia, todo apunta a que durante los próximos años el mercado de trabajo -en especial el de personal más cualificado- seguirá experimentando un desequilibrio entre oferta y demanda. Una situación que muy posiblemente se agudizará en el momento que superemos la actual crisis económica.
¿Quiénes saldrán más beneficiados de todo esto? Sin duda aquellos individuos que, por casualidad o clarividencia, estén en posesión de cualificaciones difíciles de obtener y que, además, respondan a las necesidades futuras del mercado. En definitiva, quienes se hayan preocupado de cultivar su empleabilidad.
1 comentario

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

El ocaso de las evaluaciones del desempeño