¿Y cuánto pagan?

Una de las grandes diferencias entre los anuncios de empleo que se publican en Reino Unido y los que se publican en España es que mientras allí lo habitual es que se indique el salario o rango salarial que corresponde al puesto ofertado, en nuestro país lo normal es que no se desvele.
Por ejemplo, un 57% de las empresas usuarias de Infojobs no suelen indicar el salario en las ofertas que publican. ¿Las razones? Las empresas señalan principalmente dos: Un 64% dice que prefiere negociarlo con los candidatos mientras que un 19% argumenta que el salario es un "dato confidencial" dentro de la empresa. En mi opinión, por mucho que el salario final que se acaba pagando a un candidato pueda estar condicionado por la situación del mercado, o por la experiencia u otras variables que determinan diferencias en el valor aportado por cada individuo, esta circunstancia no debería ser impedimento para que las empresas pudiesen publicar, al menos, la horquilla en la que se puede mover la retribución del candidato seleccionado.
A mi me da la sensación de que muchas de esas empresas lo que buscan es pagar lo mínimo posible y piensan que si revelan sus cartas pueden perder la ocasión de comprar aún más barato. También puede tener que ver con el hecho de que, en no pocas empresas de nuestro país, los salarios todavía son algo arbitrario que se determina en un proceso de regateo periódico, inspirado en el principio de "quien no llora no mama". Un proceso que comienza en el momento de la contratación y continúa cuando un empleado amenza con irse de la compañía porque en otra le ofrecen "X" euros más. Pero incluso en el caso de las empresas que sí señalan un salario de referencia sería interesante comparar dichos salarios con la retribución que realmente acaban pagando al candidato seleccionado. Y más interesante aún podría ser comparar estas desviaciones con las que se producen en otros países. Estoy convencido que sería muy revelador.
1 comentario

Entradas populares de este blog

¿Por qué la gente deja un trabajo? - Avance informativo

¿Por qué las personas deciden dejar un trabajo?

Adaptables pero auténticos, auténticos pero adaptables