Becarios a los cuarenta

Leo en Time Magazine un artículo de Eve Tahmincioglu sobre una tendencia emergente en el mercado de empleo de Estados Unidos: el aumento del número de personas adultas que desempeñan puestos de becario (intern).

En un contexto de crisis económica y con unas tasas de desempleo sin precedentes (aunque para nosotros ya las quisiéramos), varias son las razones que llevan a numerosos desempleados a aceptar estos trabajos no remunerados, o con una retribución poco más que simbólica. Algunos lo hacen con la esperanza de que, una vez dentro de la organización, en el futuro tendrán más posibilidades de optar a un puesto remunerado. Otros lo hacen para evitar vacíos difíciles de explicar en sus curriculos. También hay quien ve en esa fórmula el modo de reciclarse profesionalmente adquiriendo experiencia y formación en un trabajo diferente al que habían desempeñado hasta el momento.

Por su parte, las empresas contemplan encantadas la posibilidad -algo impensable hace tan sólo un par de años- de incorporar a coste cero, o casi cero, profesionales con varios años de experiencia, con lo que el número de ofertas de posiciones de becario se ha multiplicado en los portales de empleo en los últimos meses.

Cuál será la magnitud de este fenómeno cuando el Departamento de Trabajo de Estados Unidos ha tenido que definir criterios para evitar que las empresas acaben sustituyendo empleados asalariados por becarios, mientras que en el Reino Unido se ha levantado una polémica sobre la discriminación que las prácticas no remuneradas pueden provocar entre aquellos que pueden permitirse trabajar sin cobrar y quienes no. Además, los efectos de este fenómeno han llegado a las instituciones académicas, cuyos servicios de carrera ven como las empresas prefieren coger como becarios a profesionales con experiencia antes que a sus estudiantes.

Comentarios

Begoña ha dicho que…
Good afternoon.

It is unbelievable!.

No quiero ni imaginarme cómo podrían utilizar el tema por estos lares. Antes mil veces es preferible trabajar por ETT, no sólo por la remuneración, sino también por la cotización y todas las ayudas suplementarias asociadas.

Tal como están las cosas, creo que no nos extrañará en breve ver casos(de 40 años no, pero de más de 30 ya los hay aquí).

Gracias por ponernos al día de lo que acontece en otras latitudes:-).

Saludos.
Lluis Miquel hurtado ha dicho que…
Soy becario. Llevo así cuatro años: Agencia EFE, La Sexta, Diari de Tarragona, El Mundo, ADN.es, Reus TV...hasta que los estudiantes y otros becarios dejemos esta puta guerra de guerrillas, seguiré sintiendo impotencia.

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

La brecha de género en Inteligencia Artificial es un gran problema

¿Qué tengo que hacer para llegar a ser ejecutivo de una gran empresa?