El fantasma de Colbert

Como cada año The Economist acaba de publicar “The World in (2007)”, un número especial en el que se recogen las opiniones de acreditados expertos en diferentes disciplinas –economía, política, negocios, tecnología, sociedad,…- sobre lo que nos deparará el año próximo. En líneas generales podríamos decir que es de esperar cierta inestabilidad, tal vez más nubes que claros, aunque como bien dice el editor en su prólogo, tampoco puede ser tan malo el año en el que se celebrará el 50 aniversario de la piña colada (sic).

A los efectos de este blog me quedo con tres artículos. El primero de ellos, escrito por Vendeline von Bredow y titulado “Colbert v Competition”, viene a confirmar un fenómeno que ya hemos apuntado desde este foro: el incremento espectacular en el número de fusiones y adquisiciones intracomunitarias. El número de estas operaciones no ha parado de crecer desde 2003 y seguirá multiplicándose en 2007. Alimentados por el exceso de liquidez existente en el mercado, los fondos de capital privado apuntarán a objetivos cada vez mayores y a sectores más sensibles de la economía –banca, energía, etc…-. Además sus ofertas serán más y más hostiles. En contrapartida los gobiernos de ciertos países europeos, en particular los de nuestra querida Europa del Sur, continuarán invocando al espectro de Jean-Baptiste Colbert, el ministro de Luis XIV que propugnaba el control estatal de la economía y el intervencionismo en la industria. Llevados por un populismo que hoy en día no tiene ninguna justificación más allá de consideraciones electoralistas establecerán barreras en los mercados que no conseguirán sino dificultar la consolidación de ciertos sectores dentro del espacio económico comunitario y, en definitiva, lastrar la competitividad de las empresas europeas a nivel global, una frivolidad que nadie se puede permitir en un mundo globalizado. Gracias a Dios, es de esperar también que la Comisión Europea no se quedará de brazos cruzados e intensificará su cruzada contra el fantasma del proteccionismo.

Technorati tags:
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

El ocaso de las evaluaciones del desempeño