Creando la empresa de 2020


Acabo de regresar de un evento organizado por IESE en el que, bajo el sugerente título "creando la empresa de 2020", hemos dedicado dos horas a reflexionar sobre qué cosas deberíamos empezar a hacer desde ahora si queremos tener en 2020 una economía más competitiva y una sociedad más cohesionada. La sesión ha consistido en dos paneles de expertos: En el primero, titulado "un nuevo modelo competitivo para la economía española", los profesores Argandoña, Vives y Videla han hecho un repaso de la situación del entorno económico y de los cambios estructurales necesarios para mejorar nuestra competitividad. Entre los principales problemas de nuestra economía han destacado, como no podría ser de otra forma, el excesivo endeudamiento de familias y empresas, las dificultades de acceso a la financiación, la destrucción de riqueza, el exceso de capacidad productiva, la incertidumbre del entorno y el carácter global de una recesión que ha motivado el menor crecimiento del PIB mundial de los últimos 6o años.

Los panelistas han coincidido en que, a pesar de todo, a medio y largo plazo hay razones para el optimismo, pero que pasan por reformas profundas en educación, justicia, administración pública, impulso de la productividad, mercado laboral y pensiones. La trascendencia de estos ajustes hace imprescindible un pacto entre todos los agentes sociales sobre la base de que todos, y sin reproches, asuman la responsabilidad del conjunto, y que se establezcan mecanismos para compensar a quienes salgan "perdedores". A la sociedad civil le correspondería impulsar este proceso, empujando a las instituciones políticas más allá de sus intereses particulares.

El segundo de los paneles, titulado "innovación, inversión e ilusión: creando empresas más sólidas" ha sido moderado por el prof. Pedro Nueno y ha contado con la presencia de Salvador Almany, de Abertis; Simón Pedro Barceló, de Grupo Barceló; Francisco Belil, de Siemens; y Francisco Rubiralta de Celsa. De este segundo panel me quedo con dos cosas: 1) la importancia que han dado todos los panelistas al papel que deben jugar los individuos en este proceso de regeneración económica y social y 2) sus respuestas a la pregunta: "¿qué empresas saldrán reforzadas de la crisis?" que pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Las que tengan proyecto (visión, deseo y valores compartidos).
  • Las que sean capaces de capitalizarse mejor.
  • Las que tengan una base de economía real frente a las de base financiera.
  • Las que desarrollen una mentalidad de "volver a empezar".
  • Las que apuesten por la innovación y el talento.
  • Las que sean capaces de orientarse aún más a sus clientes.
  • Las que den valor a la flexibilidad y a la velocidad.
  • Las que valoren el esfuerzo y el compromiso.
  • Las que sepan cuidar su "working capital" y "free cash flow".
  • Las que apuesten por la transparencia (interna y externa).
  • Las que sepan aprovechar las oportunidades de fusiones (siempre que no sean entre "cojos de la misma pierna").

Y ahora, a trabajar, que es lo que toca.
1 comentario

Entradas populares de este blog

Recursos Humanos: ¿Es momento de cambiarse el nombre?

El futuro de los "HR Business Partners"

El ocaso de las evaluaciones del desempeño